¿Qué es la seguridad de las aplicaciones?

La seguridad de las aplicaciones no es una única tecnología, sino un conjunto de prácticas recomendables, funciones y/o características añadidas al software de una empresa para ayudar a prevenir y resolver las amenazas de los cibercriminales, las vulneraciones de datos y otros peligros. 

Hay varios tipos de programas, servicios y dispositivos de seguridad de aplicaciones que puede utilizar una empresa. Los cortafuegos, los antivirus y el cifrado de datos son sólo algunos ejemplos para evitar que usuarios no autorizados entren en un sistema. Si una empresa desea predecir conjuntos de datos específicos y confidenciales, puede establecer políticas de seguridad de aplicaciones únicas para esos recursos.

La seguridad de las aplicaciones puede producirse en varias etapas, pero el establecimiento de prácticas recomendables se hace con mayor frecuencia en las fases de desarrollo de aplicaciones. Sin embargo, las empresas también pueden aprovechar diferentes herramientas y servicios posteriores al desarrollo. En general, hay cientos de herramientas de seguridad a disposición de las empresas, cada una de las cuales sirve para propósitos únicos. Algunas refuerzan los cambios en el código, otras vigilan la aparición de amenazas en el código, mientras que otras establecen el cifrado de datos. Además, las empresas pueden elegir herramientas más especializadas para diferentes tipos de aplicaciones.

¿Qué es la seguridad de las aplicaciones?

Beneficios de la seguridad de las aplicaciones

Las empresas dependen de las aplicaciones para prácticamente todo lo que hacen, así que mantenerlas seguras es algo innegociable. A continuación se exponen varias razones por las que las empresas deberían invertir en la seguridad de las aplicaciones:
  • Reduce el riesgo que provenga tanto de fuentes internas como de terceros.
  • Protege la imagen de marca, al mantener a la empresa lejos de los titulares. 
  • Mantiene la seguridad de los datos del cliente y aumenta la confianza del cliente.
  • Protege los datos sensibles de fugas.
  • Mejora la confianza de inversores y entidades de préstamo cruciales.

¿Por qué las empresas necesitan seguridad de las aplicaciones?

Las empresas saben que la seguridad de los centros de datos en general es importante, pero pocas tienen políticas de seguridad de aplicaciones bien definidas para seguirles el ritmo a los cibercriminales e incluso ir un paso por delante. De hecho, el informe sobre el estado de la seguridad del software de Veracode demuestra que el 83% de todas las aplicaciones probadas (unas 85.000) presentaban al menos un fallo de seguridad. En total, Veracode encontró 10 millones de fallos, lo cual indica que la mayoría de las aplicaciones presentaban una gran cantidad de brechas de seguridad. 

La existencia de estos fallos de seguridad es bastante preocupante, pero lo que es todavía más preocupante es cuando las empresas no cuentan con las herramientas necesarias para evitar que estos fallos den lugar a vulneraciones de seguridad. Para que una herramienta de seguridad de aplicaciones tenga éxito, necesita tanto identificar las vulnerabilidades como resolverlas rápidamente, antes de que se conviertan en un problema. 

Pero los directores de TI tienen que ir mucho más allá de esas dos tareas principales. Identificar y solucionar las brechas de seguridad es el día a día del personal de seguridad de aplicaciones, pero a medida que los cibercriminales desarrollan técnicas más sofisticadas, las empresas tienen que llevar la delantera con herramientas de seguridad modernas. Las amenazas son cada vez más difíciles de detectar y más perjudiciales para las empresas, que no se pueden permitir estrategias de seguridad obsoletas.

¿Por qué las empresas necesitan seguridad de las aplicaciones?

Entender los tipos de herramientas de seguridad de las aplicaciones

Actualmente, las empresas tienen varias opciones en cuanto a productos de seguridad de aplicaciones, la mayoría de las cuales entran en una de las dos categorías siguientes: herramientas de pruebas de seguridad (un mercado consolidado que tiene la intención de analizar el estado de seguridad de sus aplicaciones) y herramientas de "blindaje" de seguridad, que protegen y refuerzan las aplicaciones para que sea mucho más difícil cometer infracciones. 

Dentro de los productos de pruebas de seguridad, hay categorías todavía más concretas. En primer lugar, están las pruebas estáticas de seguridad de aplicaciones, que supervisan puntos específicos del código durante el proceso de desarrollo de la aplicación, lo cual ayuda a los desarrolladores a asegurarse de que no estén creando involuntariamente lagunas de seguridad durante el proceso de desarrollo. 

En segundo lugar, están las pruebas dinámicas de seguridad de aplicaciones, que detectan brechas de seguridad en código en ejecución. Este método puede imitar un ataque a un sistema de producción y ayudar a los desarrolladores e ingenieros a defenderse de estrategias de ataque más sofisticadas. Tanto las pruebas estáticas y dinámicas son interesantes, así que no sorprende el nacimiento de un tercer tipo, las pruebas interactivas, que combina los beneficios de ambas.

Por último, las pruebas de seguridad de las aplicaciones móviles, como su nombre indica, detectan lagunas en los entornos móviles. Este método es único porque puede estudiar la forma en la que un atacante utiliza el sistema operativo móvil para vulnerar el sistema y las aplicaciones que se ejecutan en él. 

Pasemos al "blindaje" de aplicaciones. Como se ha mencionado, las herramientas de esta categoría están destinadas a escudar las aplicaciones contra ataques. Aunque suena ideal, es una práctica menos establecida, especialmente en comparación con las herramientas de prueba. No obstante, a continuación se presentan las principales subcategorías dentro de esta categoría de herramientas.

En primer lugar tenemos la autoprotección de la aplicación en tiempo de ejecución (RASP, por sus siglas en inglés), que combina estrategias de prueba y protección. Estas herramientas supervisan el comportamiento de las aplicaciones en ambientes tanto de escritorio como móviles. Los servicios de RASP permiten a los desarrolladores estar al día sobre el estado de la seguridad de las aplicaciones, mediante alertas frecuentes, e incluso puede salir de una aplicación si todo el sistema se encuentra en peligro.

En segundo y tercer lugar, la ofuscación de código/aplicación y el software de cifrado/anti-manipulación son dos categorías que sirven esencialmente para el mismo propósito: evitar que los cibercriminales pirateen el código de una aplicación.

Por último, las herramientas de detección de amenazas se encargan de analizar el entorno en el que se ejecutan las aplicaciones. Esta categoría de herramientas puede evaluar el estado de dicho entorno, detectar posibles amenazas e incluso puede comprobar si un dispositivo móvil se ha puesto en peligro debido a "huellas digitales" únicas del dispositivo. 

Cómo activar la seguridad de las aplicaciones

Sin duda, la seguridad de aplicaciones más sólida y efectiva empieza en el código. Este enfoque, conocido como seguridad por diseño, es crucial para hacer las cosas bien. En muchos casos, las vulnerabilidades de las aplicaciones empiezan con una arquitectura comprometida plagada de defectos de diseño. Esto significa que la seguridad de la aplicación debe fundarse en el proceso de desarrollo, es decir, en el código. 

Un enfoque de seguridad por diseño significa que sus aplicaciones empiezan con una base limpia y bien protegida. Pero más allá de este método, hay otras prácticas recomendadas de seguridad de aplicaciones que las empresas deben tener en cuenta a la hora de perfeccionar su estrategia.

  1. Trate su arquitectura de nube, ya sea pública u on-premise, como insegura. Con esta mentalidad como punto de partida, se elimina la autocomplacencia de asumir que la nube es lo suficientemente segura. 
  2. Aplique medidas de seguridad a cada componente de su aplicación y durante cada fase del proceso de desarrollo. Asegúrese de incluir las medidas apropiadas para cada componente en concreto.
  3. Una estrategia crucial, pero que requiere mucho tiempo, es automatizar los procesos de instalación y configuración. Aunque ya ha completado estos procesos anteriormente, tendrá que rehacerlos para sus aplicaciones de próxima generación.
  4. No basta con establecer medidas de seguridad. Asegúrese de realizar pruebas frecuentes una y otra vez para asegurarse de que funcionen correctamente. En el caso de vulneración, dará las gracias por haber detectado y resuelto cualquier fallo. 
  5. Aproveche las capacidades del SaaS para dedicar menos tiempo a laboriosas tareas de seguridad y centrar su atención en proyectos que generen mayor valor. El SaaS es relativamente asequible y no requiere un equipo de TI dedicado a configurar los productos.
Cómo activar la seguridad de las aplicaciones
¿Qué es la gestión de bases de datos y cómo funciona?

Recursos relacionados

Modernización de su centro de datos: Un enfoque centrado en la seguridad

Seguridad centrada en las aplicaciones

Creación de plataformas y servicios seguros con Nutanix Enterprise Cloud

La seguridad primero: Una estrategia de defensa en profundidad

Seguridad centrada en aplicaciones con Nutanix Flow

Introdúzcase en la infraestructura hiperconvergente (HCI)

¡Empecemos!

Programe una demostración personalizada con un consultor de soluciones y descubra cómo Nutanix Enterprise Cloud puede transformar su negocio.